Si ‘vendemos’ continuamente cambios de imagen a nuestra querida clientela, ¿cómo no íbamos a aplicar esa misma receta con nosotros mismos? En solo unos días será el cuarto aniversario de una gran reforma que os contamos en este articulo. 

‘UN LUGAR PARA SOÑAR’.

Ese fue el titular de la revista Vogue, tras conocer nuestro nuevo look y aparecer en su prestigiosa publicación, como uno de los salones de belleza recomendados en España. 

 

Perseguir la felicidad es tal vez la mayor obsesión del ser humano desde que el mundo es mundo, los profesionales de la belleza lo hacemos en cada trabajo, a nuestra manera, por eso buscar un cambio hacia al exterior que nos diese fuerza para seguir avanzando, era una de las premisas que pedimos a Francis De la Rosa del estudio Quinta Fachada, tras decidir que era el momento de cambiar de imagen y encargar un nuevo diseño, en definitiva era el momento de reinventarnos. ¡Un espacio abierto, pero con intimidad para nuestro público y sorprender! Eran aspectos que se pusieron sobre la mesa.

 

Aprovechar el espacio era clave, a través de la obra integral de reforma, el mobiliario de la firma italiana Maletti nos ayudó a completar lo que deseábamos, al igual que el resto de muebles hechos en Krion, un material moldeable que da ese toque tan personal a la planta principal.

Todo empezó por despedirnos del ‘viejo DUO Peluqueros’ un paso difícil con la mezcla de recuerdos, momentos y vivencias imborrables. Con las medidas justas se empezó a hacer realidad un nuevo salón: paredes, suelo, muebles, luces, espacios, tocadores, lavacabezas, puertas, colores… ‘Todo a medida de una realidad’, un salón de belleza moderno, vanguardista, funcional e intemporal, la obra fue llevada a cabo por la empresa constructora de Antonio Morillas, su elección fue un acierto.

 

El resultado es apreciable y en palabras de su diseñador se concibió un nuevo salón de belleza realizado en porcelánicos, baldosas hidráulicas, gres y aplacados refinados, celosías lacadas para crear un universo independiente en forma de cascara de almendra, se empleó latón y vidrio al ácido retroiluminado en consonancia con el resto de la iluminación que cambia por completo el concepto que existía antes.

Casi cuatro años desde el cambio total han dado para mucho, alegrías, nuevas caras, nuevos retos siempre respetando la filosofía inicial que hace 27 años nos llevó a abrir nuestras puertas ‘para que salgáis content@s’.

 

Uno de los cambios que experimentamos fue que cada vez más hombres acudían a DUO Peluqueros y ese espacio dedicado a ellos pronto pedía más dedicación especial. Así que en septiembre de 2016 tomamos la decisión de crear un BarberShop en la planta de abajo, todo un universo masculino. No se trataba solo de diseñar una habitación amplia y decorarla, había que trasmitir la esencia de las antiguas barberías tradicionales incorporando profesionales especializados en el hombre.

Así que encargamos de nuevo el diseño a Francis De la Rosa y el resultado fue un Barber Shop moderno con aire vintage, que nos relaje desde el minuto uno con su zona de espera, donde puedes encontrar una máquina de videojuegos Arcade de la que te costará separarte, sillones de cuero y uno del siglo pasado restaurado con ese aire ‘Sweeney Todd’. Tranquilos que no aparecerá Jonny Deep con navaja, sino profesionales que lo saben todo sobre hombres. Peinados de siempre, modernos y al gusto del cliente y mucho amor por las barbas y bigotes que siguen estando de moda. Las máquinas de rapar y perfilar se conectan a unos cables que vienen del techo al más puro estilo micrófono del Madison Square Garden.

 

Para mantener un salón de belleza abierto durante tanto tiempo, solo se consigue innovando, siendo constantes y buscando esa vuelta de tuerca a todo.

¡Gracias a tod@s por acompañarnos!